Colaborador sano = Empresa productiva - Contrapeso Contrapeso

Colaborador sano = Empresa productiva

¡Momento de reinventarnos!

CIUDAD DE MÉXICO.- Llevamos tiempo escuchando la expresión de “el mundo está cambiando”; si bien el mundo y las circunstancias cambian constantemente, la pandemia causada por el Covid-19 hizo que las personas tuviéramos que realizar un cambio drástico en muchos contextos para bien, y en otros tantos, para aprender.

Una de las condiciones que más nos ha hecho replantear los esquemas creados, es el trabajo en casa –con sus pros y contras– y cómo debe llevarse a cabo “apropiadamente”.

Y otra, el confinamiento en el que algunos hemos optado por quedarnos en nuestros hogares; sin embargo, muchos hemos sentido que nos faltan la socialización y las rutinas a las que estábamos acostumbrados.

Las empresas (chicas, pequeñas, medianas y grandes) también tuvieron que migrar de esquemas establecidos hacia nuevos modos de trabajo con los cuales muchas de ellas no estaban acostumbradas y no habían querido experimentar.

Ariel Almazán, director de Consultoría de Salud en Mercer Marsh Beneficios, explica, “esta condición que actualmente estamos viviendo, nos está dejando muchísimas enseñanzas.

“… de cara hacia las organizaciones, hacia los trabajadores, también estamos en un área bien interesante donde, a partir de esta nueva etapa que estamos por vivir, podremos hacer muchas cosas en beneficio de los trabajadores.

“Podremos buscar alternativas que promuevan realmente su desarrollo, explotar de manera más concreta recursos tecnológicos, y que esto en todo momento esté sembrado en la estabilidad física y en la estabilidad emocional del trabajador”.

“Esto debe estar alineado a la continuidad y a la rentabilidad de una compañía, en el entendido de que un empleado sano es un empleado productivo en una organización segura.

Sin duda alguna, este es un buen momento para encontrar sinergias entre la empresa y sus colaboradores; de este modo, ambas partes podrán salir fortalecidas y apoyándose, es decir, podrá crearse la confianza y la estima.

“Es importante entender que la salud mental y que las condiciones de carácter emocional no son condiciones de debilidad, sino son condiciones como cuando tienes tos o tienes gripe: son situaciones que al final, de alguna manera, se presentan como parte de nuestro propio entorno”.

Cuando un colaborador se siente apoyado y contenido dentro de su empresa (por sus líderes, por su equipo de trabajo, por sus compañeros) podrá salir seguro de sí mismo y consolidado. Y en vez de ser parte de la toxicidad que puede enfrentar una empresa, sabrá cómo apoyar a otras personas cuando se sientan vulnerables y respaldar a su organización con colaboraciones.

Almazán complementa, “en los últimos años, (algunas) organizaciones han sido muchísimo más conscientes del impacto –sobre todo hablando de salud emocional– que tiene esta condición dentro de sus empleados, y cómo fomentar ambientes saludables, armónicos, que prevengan la violencia laboral, nuevos esquemas de liderazgo.

“Y cómo orientar realmente todos estos esfuerzos al crecimiento y al desarrollo del individuo desde el punto de vista social, laboral, familiar, en el sentido que el trabajo se perciba como una fuente para dar esto”.

Un claro modelo, expone el director de Consultoría de Salud en Mercer Marsh Beneficios, es el impacto que tiene el ausentismo y cómo podría beneficiar el home office a las empresas.

“Ahora ya los empleadores se han dado cuenta que es una herramienta muy favorable, donde al final tiene sus beneficios, o donde puedes estar en un lugar más cómodo, en tu círculo donde ahorita, por ejemplo, estás con la familia, de alguna forma estás teniendo más convivencia que la que usualmente pudieras tener.

“Esto es un ejemplo justamente de las estrategias que abonan a toda esta parte de salud mental y emocional de manera integral en los centros de trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *