Cuida tu autoestima - Contrapeso Contrapeso

Cuida tu autoestima

El autoconocimiento es esencial para lograr que la persona sepa quién es y qué quiere

“No te preocupes si los demás no te aprecian. Preocúpate si tú no te aprecias a ti mismo”.

Confucio

“Sé siempre una primera versión de ti mismo, en lugar de una segunda versión de alguien más”.

Judy Garland

BUENOS AIRES, ARGENTINA.- A lo largo de nuestra vida, muchas veces nos encontramos con personas perfeccionistas, demasiado sensibles, indecisas, autocríticas, depresivas y hostiles. Hacemos juicios con respecto a ellas, y sentimos empatía o desagrado.

Es posible que se muestren fuertes y autosuficientes, pero en ocasiones, eso es tan solo una coraza de autodefensa para cubrir su dolor y tristeza.

Si vamos más allá de lo que vemos y prestamos atención, podremos descubrir que detrás de ellas, puede esconderse una baja autoestima.

Se entiende que la sana autoestima como la correcta percepción de uno mismo, desde una visión realista y positiva.

Síntomas de una autoestima deficiente

Si notas este tipo de comportamientos en ti o en alguien a quien aprecies, siempre existen soluciones. Una de ellas es acudir con un coach especializado y que te asegures que realmente tiene los conocimientos.

Es importante que nosotros –como coaches– logremos detectar en nuestros clientes cuando se están moviendo desde una autoestima deficiente para ayudarles en su proceso de fortalecimiento de la misma.

Esta será la plataforma básica para que puedan, a su vez, alcanzar sus objetivos y metas.

Los síntomas que te permitirán detectar personas con una autoestima deficiente son los que detallo a continuación:

  1. Indecisión constante: por miedo a equivocarse, no terminan de tomar decisiones.
  2. Querer agradar a los otros siempre: no saben decir “no”; buscan que los demás tengan una buena percepción y aceptación de ellos.
  3. Culparse mecánicamente de las cosas: se sienten realmente culpables siempre, por lo tanto, no se perdonan ni se sienten merecedores de ser perdonados.
  4. Sensibilidad extrema: sienten cada crítica como un puñal que les hiere; suelen sentir rencor y enojo con quienes les critican.
  5. Perfeccionismo: la exigencia consigo mismas es muy alta, cada error es un fracaso con el que pueden sentir derrumbarse y culparse.
  6. Autocrítica: sienten que no hacen nada bien, se sienten inferiores y viven insatisfechas consigo mismas porque nunca logran alcanzar sus niveles esperados de perfección.

La baja autoestima produce sufrimiento y en muchas ocasiones les imposibilita avanzar hacia una mejor versión de sí mismas.

El autoconocimiento es esencial para lograr una sana autoestima, en la que la persona sepa quién es, cómo es, qué quiere, qué retos reales tiene y con qué recursos cuenta.

“El desafío más difícil es ser tú mismo en un mundo en el que todo el mundo trata de que seas alguien más”. E. E. Cummings

Comments are closed here.