¿Eres eficiente haciendo home office? - Contrapeso Contrapeso

¿Eres eficiente haciendo home office?

¡Aprende a gestionar tu tiempo!

Gabriela Torres Ortega

Rodrigo Alonso, coach y mentor

CIUDAD DE MÉXICO.- Muchas personas solicitaban en sus trabajos hacer home office algunos días a la semana o mes.

La mayoría de las organizaciones internacionales o transnacionales autoriza el home office, sin embargo, existe una gran numero de empresas nacionales que no creen en este método: no por productividad, sino porque no confían en sus colaboradores para llevarlo a cabo.

Debido a la pandemia, el mundo virtual y el home office se han vuelto fundamentales para el funcionamiento en la supervivencia de las empresas.

Esta situación ha obligado a todas las empresas a tener que implementar el sistema de trabajo en casa si se quiere sobrevivir, por lo que implementar sistemas de seguimiento para el trabajo en casa es una obligación.

Aquí se abre una gran oportunidad para que el empleado genere confianza en su empresa y levante la mano para que –después de que termine esta situación– se pueda implementar el sistema de home office en la mayoría de las empresas.

Es importante recordar que a mayor libertad mayor responsabilidad, y este es el momento perfecto para demostrarle a nuestros jefes que, bien realizada, esta actividad puede ser muy eficiente para que se den cuenta del aumento de productividad y desempeño en la organización.

Primero hay que entender que el home office no es estar 12 horas en la computadora, o contestar a algún cliente mensajes de Whatsapp a las 10 de la noche. Si trabajas eficientemente y aprendes a gestionar el tiempo apropiadamente, podrás ser más productivo de lo que crees.

  • Establece horarios fijos: busca horarios de acuerdo con las actividades que debes realizar cotidianamente. Esto ayuda a que empieces y termines tus tareas apropiadamente.
  • “¡Me estoy volviendo loco con los niños en casa!”: los padres de familia se han enfrentado a la labor de hacer su trabajo –con sus hijos al lado– y estar pendientes de las tareas de los pequeños de la casa.

Si esto te causa mucho conflicto, puedes platicar con tus líderes para ver la posibilidad de hacer algunas actividades en otro horario y dedicar el tiempo necesario a tus hijos.

Otros se estresan para que los niños no vayan a gritar mientras están en videoconferencias; puedes hablar con tus hijos para explicarles esto, pero también debes entender que millones de personas en todo el mundo estamos así: en nuestra casa, no pasa nada si se ve que uno de tus hijos pasa al fondo mientras tú tienes una reunión.

Ten en cuenta que la empresa paga o ha costeado un lugar específico para que puedas trabajar, sin embargo, en tu casa, cabe la gran posibilidad que no tengas un lugar específico de trabajo. Esto es algo que los jefes deben tener en cuenta, pues ellos también viven lo que estás viviendo.

  • Siente tranquilidad: una de las grandes ventajas es que pasas menos tiempo desplazándote de tu hogar a tu trabajo y viceversa.

Cuando comiences a trabajar, puedes sentir más tranquilidad y menos estrés, ¡no has tenido que manejar o tomar el transporte público y, sobre todo, no sientes que vas tarde al trabajo!

También, parte del tiempo disminuido en traslados, ha hecho que todos seamos más productivos y eficientes porque no hay retrasos en juntas, ya que todos llegan a tiempo.

  • Olvídate de la pijama: está científicamente comprobado que podemos ser mucho más eficientes en el trabajo en casa si dejamos a un lado la pijama y nos vestimos, al final de cuentas, estamos trabajando.

Es importante que tengas una buena higiene personal, limpieza y orden en el hogar. La teoría de la higiene menciona que entre más apropiado y cómodo te sientas en tu lugar de trabajo mayor será tu motivación.

¿Qué hay más confortable y agradable que tu propio hogar?  ¡Aprovecha! No tienes que vestirte formalmente; puedes usar ropa cómoda como pantalones, shorts, playeras, camisas, tenis, vestidos y faldas.

  • Buena alimentación e hidratación: como en cualquier actividad, es muy importante tomar agua para estar hidratados, y la alimentación es básica para tener mayores defensas ante la pandemia, que te sientas bien contigo y que tengas energía para el día a día.

Haciendo correctamente estos dos elementos se mejora la sensación de bienestar en los trabajadores y, consecuentemente, el rendimiento laboral.

  • Elige un lugar cómodo para ti: al igual que en la oficina, el lugar que elijas para trabajar desde casa es importante para que te sientas a gusto.

Evita trabajar en la cama y elige una mesa, además de una silla cómoda; recuerda que si sientes tranquilidad y relajación, el trabajo es mucho más productivo.

También es importante, de preferencia, que el espacio que escojas esté lejos de televisores para que evites distracciones e interrupciones. Por supuesto, puedes optar por escuchar música durante tus horas de trabajo.

Recuerda que la luz para trabajar es muy importante.

Pero lo más importante es que te sientas cómodo y motivado en el lugar que escojas.

  • Date ‘breaks’: en ocasiones podemos olvidar lo importante que es darnos pequeños tiempos de relajación para despejar la mente: te aconsejo darte 10 minutos por cada 2 horas de trabajo efectivo, esto te ayuda a ser más productivo y eficaz una vez que sigas con el las actividades laborales.

Puedes comer un snak, caminar por tu departamento; meditar es la opción que yo utilizo. Lo que no te recomiendo es ver constantemente noticias en redes sociales sobre la crisis sanitaria o económica; eso te puede producir angustia y ansiedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *