¿Tengo miedo de regresar a trabajar? - Contrapeso Contrapeso

¿Tengo miedo de regresar a trabajar?

Tips para empresarios y colaboradores

Gabriela Torres Ortega

Periodista, locutora y coach

CIUDAD DE MÉXICO.- Dentro de unas semanas –cuando el semáforo epidemiológico cambie a otros colores que no sean el rojo– millones de mexicanos regresaremos a nuestros lugares de trabajo.

Esto implica que muchos tengan que trasladarse en transporte público y que otros tantos tengamos contacto directo (es decir, no por internet) con nuestros compañeros de trabajo.

Lo primero que debemos recordar es tomar todas las medidas que las instituciones de salud nos han recomendado y no bajar la guardia durante el trayecto de la casa a la oficina ni en el área de trabajo.

Platicamos con Paulo Preciado, vicepresidente de Consultoría y Formación Great Place to Work México, Centroamérica y Caribe, quien nos dará algunos consejos sobre este regreso a las labores en la “nueva normalidad” y para que líderes como colaboradores aportemos y nos sintamos seguros en nuestros trabajos.

“¡Odio el home office!” vs “¡me encanta!”

“Si cuando estás en una conferencia con tu colaborador, tú como líder escuchas que ladra el perro, que llora el niño o que te interrumpen, lo mejor que puedes hacer es decirle al colaborador ‘no te preocupes, entiendo que estás en tu casa, no pasa nada, ni te disculpes’.

“En ese momento el colaborador deja de preocuparse por aspectos que están fuera de su control, y aún con todo ese ruido, interrupciones del exterior, puede concentrarse en tener una reunión colectiva”, explica Preciado.

Hablando de productividad y calidad de vida, algunas personas deseaban este tipo de trabajo.

“Ahora estamos viviendo las mieles y las hieles del home office, porque la verdad es que el home office era anhelado cuando se veía como una situación con todos sus beneficios y ventajas: no hay que trasladarte, puedes estar en tu propio espacio, puedes hacerla de vez en cuando, cuando sea necesario y tú sientes que lo necesitas, o cuando tienes que atender un asunto que te favorezca estar en casa.

“Pero ahora la hiel se desató… cuando es una situación obligatoria, cuando tienes que estar todos los días conectado en home office, te quitan la opción de elegir, porque la situación es así, es un tema de contingencia, estamos viviendo en una situación extraordinaria.

“Uno de los puntos importantes es el abuso que hoy se comente del home office: el tema de estar conectado, no tienes que desplazarte y que tienes un sistema y una conectividad, pues muchas veces se confunde con que estás disponible las 24 horas del día.

“Un balance que deben generar los líderes es, precisamente, estar monitoreando qué tanto tiempo están ocupando a los colaboradores, qué tanto tiempo pasa entre la instrucción dada y la oportunidad de que los colaboradores atiendan la instrucción dada; qué tanto tiempo están destinando para esas recuperaciones, ya sean respiraciones, estiramientos, ejercicios, tiempos de comida y descanso.

“Esa es una responsabilidad de los líderes, pero también una corresponsabilidad del colaborador el estar dando mensajes y señales a su líder y decir ‘oye, me siento de esta manera, creo que vale la pena hacer un descanso, necesito por favor tomar unos minutos para pensar lo que me has dicho’, y generar y aprovechar esa relación de confianza.

“Muchos líderes hoy están descubriendo lo que siempre hemos promulgado en Great Place to Work: no está peleada la forma con el trabajo.

“El que tú permitas que tu colaborador tenga cinco, diez minutos de descanso y estiramiento, vas a comprobar ahora que te resulta un tema de mayor productividad en lugar de que sigas sintiendo que es una pérdida de tiempo y que esos cinco o diez minutos van a hacer la gran diferencia”.

Un regreso al trabajo bien pensado…

“Es muy importante que el negocio, la compañía la asociación, tenga la oportunidad de seguir generando riqueza, seguir generando ingresos, porque si no, no va a haber un ‘To Work’ (trabajo) para hacer un ‘Great Place’ (gran lugar).

La situación nos está retando a todos. Las organizaciones priorizan la viabilidad del negocio y el bienestar y protección de la gente”.

Uno de los temas que nos preocupa a muchos, es la limpieza dentro de las instalaciones de las oficinas o lugares de trabajo, por lo que las empresas tendrán que establecer puntos de control y monitoreo, así como higiene.

Habla Paulo, “Sí tienes que destinar un recurso para implementar todas las prácticas de sanitización: desde tapetes con líquido desinfectante, protocolos para entrar y salir de un espacio, mantener la sana distancia entre los colaboradores, los espacios seguros.

“Hay que considerar como negocio que necesitamos invertir un recurso para asegurar que el entorno de trabajo sea seguro”.

La parte psicológica será muy importante en estos tiempos para que tanto colaboradores como dueños sientan seguridad, “saber cómo se siente un colaborador con tal o cual situación, es algo que hoy se viene reforzando en México, incluso en nivel regulatorio con la NOM-85, pero es un tema que hoy, con la contingencia, tenemos la gran oportunidad de fortalecer.

“La parte psicológica la podemos resumir en lograr que la persona se sepa segura en el lugar de trabajo”.

¿Y qué pasa con la NOM-035?

“Una de las principales acciones o tácticas que se generan con nuestros clientes es no tengas miedo de que tengas que hacer dos cosas. Algo para crear el ambiente laboral y algo para atender la NOM 035.

“Lo mejor que te puede pasar es que naturalment en tu cultura de trabajo tengas una cultura de cuidado a los factores psico-sociales, y eso nada más lo vincules de manera comprobable ante una regulación como la NOM-035.

Es muy importante tomarse un espacio para analizar esos factores que la norma está pidiendo y vincularlos a tus prácticas que hoy la contingencia te está llevando a tomar, de esa manera podrás atender los dos aspectos de una misma acción.

Te quedarás muy tranquilo de que sí estás atendiendo los fundamentos de la norma -esos son buenos fundamentos-, y al mismo tiempo estás generando una cultura de alta confianza, una cultura de buenos resultados, a pesar de la contingencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *